Saltar al contenido
Tienda Online de esponjas para todo

Una de las esponjas para la cara más vendidas, la konjac

La konjac la esponja natural para la cara

La esponja konjac está elaborada a partir de la raíz de un tubérculo del mismo nombre que se cultiva en parte de Asia, el Konnyaky o Konjac. El resultado es una esponja natural para la cara, sin colorantes ni conservantes, ideal incluso para las pieles más sensibles.

Gracias a sus ingredientes naturales (fósforo, hierro, magnesio, potasio, sodio y vitaminas) se convierte en un auténtico bálsamo para la piel. Así es que, si buscas un producto con el que conseguir una piel suave, luminosa y radiante y que sea 100 % natural, prueba la esponja konjac. Te aseguramos que no querrás otra para limpiar tu rostro.

Por otro lado, hay que decir que, además de limpiar, es una esponja para quitar la piel muerta con suavidad. Por ello, es ideal para devolverle la luminosidad a la piel de una forma sana y natural. ¿Y cuál es la esponja más adecuada según tu tipo de piel? Esta esponja para lavar la cara tiene diferentes variedades:

– La esponja blanca está indicada para todo tipo de pieles. Podríamos decir que es la básica. Si quieres probarla, puedes empezar con esta.

– La esponja gota tiene las mismas propiedades que la blanca solo que, gracias a su textura, está más indicada para pieles especialmente sensibles como son las de los bebés y las de los más pequeños de la casa.

La verde incluye arcilla verde, y es la más indicada para personas con pieles grasas o mixtas.

La negra contiene carbón de bambú. Elimina manchas, grasa, puntos negros y acné. Suele ser la más utilizada por las más jóvenes. Es un tratamiento natural muy efectivo para tratar este tipo de pieles.

La roja lleva arcilla roja francesa, siendo adecuada para pieles maduras y secas ya que ayuda a evitar la aparición de arrugas. Un tratamiento con resultados y sin necesidad de recurrir a cremas excesivamente caras.

La esponja rosa, formulada con arcilla rosa francesa, se recomienda para pieles sensibles, desvitalizadas o cansadas. Es ideal para personas que se someten con frecuencia a cambios bruscos de temperatura. Por ejemplo, para cuidar a piel después de una exposición prolongada al aire acondicionado o al sol.

Cuatro beneficios de la esponja konjac, la esponja para lavar la cara

La esponja konjac tiene tantos beneficios para la piel que quienes la prueban se hacen adictos a ellas. Una vez que la usas, ya no quieres otra, ¡te lo aseguramos! Pero, ¿qué es lo que la hace tan especial? Estos son algunos sus múltiples beneficios:

1. Limpia y exfolia la piel en profundidad sin dañarla. Tanto es así que incluso pueden usarla bebés y niños. Además, si estás buscando esponjas exfoliantes para la cara de uso diario, es la ideal. Puedes utilizarla sin problemas.

2. Favorece la circulación de la sangre. Es así ideal para eliminar la hinchazón de las mañanas.

3. Ayuda a regenerar los tejidos.

4. Es muy económica. Una esponja konjac solo cuesta entre 3 y 6 euros. Eso sí, es muy importante que identifiques que la que has comprado está elaborada con ingredientes 100 % naturales.

Aprende a utilizar la esponja konjac

La esponja konjac es muy fácil de utilizar. Antes del primer uso es importante que la aclares con agua. Después, antes de cada uso no tienes más que dejarla en remojo un par de minutos hasta que se doble su tamaño y se ponga blanda. ¡Nunca la utilices en seco!

Tampoco es necesario que le pongas ningún limpiador ni jabón, aunque no importa si lo haces. Y, si quieres, utilízala como paso previo a la limpieza que sueles hacer con tu desmaquillante habitual. Pásala por el rostro, el cuello y el escote con un suave masaje y listo. Después, enjuágala y déjala secar. La mayoría de las esponjas konjac traen una especie de cordelito para que las cuelgues y, de este modo, se sequen con mayor facilidad.

Y no te olvides de limpiarla en profundidad de vez en cuando para evitar la aparición de hongos. Puedes hacerlo cada 15 días sumergiéndola en agua caliente. Y, si no vas a usarla durante un tiempo, guárdala en la nevera. La esponja konjac suele durar unos dos o tres meses. Cuando veas que se empieza a deshacer, tírala.

Ya sabes, si quieres esponjas para la cara naturales, efectivas y económicas, apuesta por el modelo konjac. Rostro limpio, luminoso y sano. ¡Anímate a probarla!

Esponjaspara, tu tienda online donde comprar esponjas para la cara